Conócenos

Historia

Alan Robert Joyce, fundador Dharma.

Antigua sede de la Bella Suiza en el norte de Bogotá.

Niños beneficiarios de la fundación Dharma.

En 1974 un ingeniero británico, de nombre Alan Robert Joyce llegó a Colombia en donde comenzó a trabajar como jefe de ingeniería de una multinacional. En alguna ocasión, en una de las empresa que él manejaba, conoció a una funcionaria que tenía una sobrina con cáncer. Un día, él decidió acompañar a su empleada a visitar a la niña, desde allí su vida cambió; decidió acercarse a los niños que padecían esta enfermedad. Fue tanto su interés en ellos que decidió dedicar su vida entera a ayudarlos.

En un principio, para acercarse al problema y poder reconocer las necesidades de estas personas, Alan, durante varios años, estuvo acompañando a pacientes en el Instituto de Cancerología. Una vez comprendió lo que realmente representaba esta enfermedad, nació la Fundación Dharma, en 1997. Alan siempre estuvo muy inmerso en la ideología budista, pues después de haber realizado un viaje a la India, comprendió que su razón de estar en el mundo es para ayudar a muchas personas. Es por esto que decidió aplicar esta ideología a su fundación. El budismo permite entender que el invertir el tiempo en aliviar el dolor de los demás, genera la verdadera satisfacción.

La Fundación se constituyó en el mes de noviembre del año 1997 por iniciativa de varias personas que encontraron como un punto en común y de unión, el trabajar por los pacientes menores de edad afectados por la enfermedad del cáncer, que además se identifican entre sí porque viven en condiciones de pobreza y la mayoría no cuentan con una red de apoyo en la ciudad de Bogotá; lugar al que debían trasladarse desde sus hogares, ubicados en lugares apartados del país, con el fin que se les hiciera la confirmación del diagnóstico e inicio de su respectivo tratamiento.

Entre el grupo de personas fundadoras se destaca el Sr. Alan Robert Joyce junto a las familias Gaviria Helo, el Padre Ray Schambach Garcés, Alvaro Correa, Claudia Bendeck, Cristina Pardo, Dora de Mejía y Monica de Joyce, quienes también habían vivido de cerca casos de cáncer en niños, siendo este el punto de convergencia para crear un hogar donde se les brindara acompañamiento a niños /niñas y jóvenes adolescentes, afectados por la enfermedad, la mayoría de ellos procedentes de provincia, sin apoyo afectivo y material.

Así fue como se abrieron por primera vez las puertas de una hermosa casa tipo suizo en el Barrio Santa Bárbara de Bogotá, ubicada en la calle 118 con carrera 20, propiedad de la Sra. Luz Marina Gaviria de Helo, miembro fundador, para atender a 7 niños y 7 niñas. Allí, Alan en calidad de Director, Representante Legal y Fundador, Lucía Cárdenas como Auxiliar de Servicios Generales y Edgar Ramírez como Administrador dan inicio a la bella aventura que en el 2020 completa 22 años de estar al servicio de los seres más necesitados.

Con el paso de los años la causa se fue dando a conocer y se sumaron al equipo de trabajo nuevas personas para suplir necesidades que se iban presentando, siempre con absoluta entrega y dedicación. Se fortaleció el Consejo de Administración y se sumaron honorables miembros activos como la Sra. Silvia Gaviria de Helo, la Dra. Ana Illonka Pinzón y el Dr. Sergio Rodriguez. Con los años, se amplió el cupo de pacientes y la cobertura, pensando en el bienestar de los pacientes, se gestionaron becas académicas en colegios presenciales, talleres artísticos, jornadas lúdicas y recreativas, viajes y excursiones.

Ver más

Con el apoyo de personas como la Sra. Victoria Florián Sánchez y generosas familias se abrieron oportunidades para los pacientes que superaban la etapa mas critica de la enfermedad, a través de cupos en colegios para validación de secundaria, becas plenas en importantes centros de educación superior, tales como: Fundación Universitaria los Libertadores, Fundación Universitaria Inpahu, Universidad Central de Colombia, Universidad Santo Tomás, Universidad Uniminuto, Escuela de Diseño Arturo Tejada, Institutos de Idiomas, Escuela de Gastronomía Mariano Moreno, entre otras.

Año a año se fueron sumando desde pequeñas hasta grandes organizaciones y fundaciones del exterior, constructoras, empresas de exploración petrolera, de medios de comunicación, telecomunicaciones, del área financiera, grupos de damas diplomáticas, profesionales independientes, padres de familia, jóvenes estudiantes, todos y cada uno de ellos aportaron un significativo grano de arena, reflejado en el crecimiento de la fundación. Años después, con el importante apoyo de la Familia Samper Ospina y Dr. Humberto Valderrama se logró una sede propia en el barrio Bella Suiza de la capital, ubicada en carrera 7D con calle 127, lugar que atendió a los niños hasta el mes de junio del año 2019.

En el 2018 la fundación fue afectada por una disminución importante de las donaciones, razón por la cual se implementaron nuevas estrategias y gracias a la solidaridad de dos ángeles, la Sra. Victoria Florián y el Dr. Humberto Valderrama, se logró en el 2019, tomar una casa en arriendo en el barrio San Bernardo, que se adecuó y es actualmente el hogar que alberga no solo a los niños desde los cero años, sino a sus mamitas, con la enorme ventaja de estar a solo unos pasos de las entidades hospitalarias como el Instituto Nacional de Cancerología y la Fundación HOMI.

La experiencia y enseñanzas que Dharma ha adquirido a lo largo de su historia, hacen posible que siga firme, cumpliendo a cabalidad con la importante misión de brindar apoyo, acompañamiento y oportunidades de crecimiento a cientos de familias colombianas en los momentos de adversidad. Ahora cuenta con nuevos miembros y equipo de trabajo, dirigidos por Fernando Quintero, MD, quien fue miembro directivo años atrás. Continuar el desarrollo de la Fundación Dharma es hacer un homenaje permanente a todos los que en algún momento dejaron huella.

Misión

Somos una Fundación, de carácter social, que apoya a familias que tienen a un niño con cáncer o con otro tipo de enfermedades complejas y que no cuentan en Bogotá con familia o recursos para mantenerse durante el tratamiento, nos enfocamos en niños de cero a 18 años.

Visión

Ser una fundación reconocida en Colombia, por ayudar a los más necesitados, con amor y gran compromiso.

Propósito

Dharma es una organización que busca ser un bálsamo en el sufrimiento, la comprensión de la vida, la enfermedad y el dolor.

¿Qué significa Dharma?

La palabra Dharma, de origen sánscrito, posee diversos significados; la fundación se identifica con el concepto de “servicio con compasión”, este le da relevancia al sentir y entender el dolor del otro.

¿Qué significa la Estupa?

La estupa es una estructura abovedada, de origen budista que representa la congregación. Según la ideología que pretende seguir la Fundación Dharma, esta representa la capacidad de congregar a otros para servir con compasión.

Nuestros valores

Nuestros valores son la esencia de nuestra organización, reflejan nuestra filosofía e identidad. Son el reflejo de lo que somos como equipo, son el soporte para cumplir con nuestra misión, por ello todos los miembros de la Fundación Dharma guiamos nuestras decisiones y conductas hacia el :

Respeto e igualdad hacia los demás

Trabajamos juntos, buscando el respeto y la dignidad para todos. Es fundamental tratar a los demás como uno quiere que lo traten, valorar el trabajo y aceptar a todos como son, de las buenas relaciones laborales depende el éxito de nuestra misión.

Trabajo en equipo

Haciendo referencia a la prioridad sobre el trabajo individual y a la necesidad de hacerlo en equipo para lograr un mayor impacto en el logro de nuestros objetivos.

Compromiso y responsabilidad

Todo el equipo Dharma se compromete a aceptar y cumplir las normas establecidas en la organización. A entregar amor a su trabajo, siendo personas responsables de todos sus actos y ejemplo para los demás.

Solidaridad

Fundación Dharma busca una sociedad más justa y más humana por eso incluye la solidaridad dentro de sus valores para que todos sus miembros puedan vivirlo a través del ejemplo personal y familiar.

Honestidad

Todos los miembros del equipo se comprometen a trabajar con honestidad frente al manejo de los recursos y en todos los actos que se realicen a nombre de la organización.

Nuestro equipo

Fernando Quintero H. MD

Director

Daniel León C.

Coordinador

Nidia Barón B.

Administradora general

Lady Salazar R.

Secretaria

Amanda Durán R.

Personal de cocina

Marlene Guayabo

Personal de enfermería

David Peña C.

Personal de servicios generales y mantenimiento

Nuestro Modelo

Dharma maneja un modelo en el que prioriza el acompañamiento por parte de la madre al niño, niña o joven que esté atravesando por un tratamiento contra el cáncer, con el fin de suavizar el proceso de recuperación del menor.

Adicionalmente, Dharma busca dejar de lado las preocupaciones externas para el menor y su madre; aspectos como la alimentación, el hospedaje, la cercanía a los centros hospitalarios, entre otros; pretenden ser suplidos por la fundación.

Testimonios

Cientos de familias de todo el país encuentran en Dharma un hogar lejos de casa.

Contamos con

Hospedaje

Nuestra sede pretende ser un lugar donde los niños y jóvenes, junto con sus madres, encuentren un calor de hogar donde se les pueda brindar: alojamiento, alimentación, cuidado permanente, acompañamiento y coordinación de procedimientos médicos.

Adicionalmente, la fundación está estratégicamente ubicada, en donde los centros de atención médica para personas que padecen cáncer, se encuentran a una corta distancia, facilitando el traslados de los niños que llegan a Dharma.

Educación

Los niños son matriculados en instituciones educativas cercanas a la fundación y durante la semana asiste una docente, suministrada por la Secretaría de Educación, quien les brindan clases de nivelaciones, en media jornada escolar; también existe un convenio para tener aulas hospitalarias, en los centros donde son atendidos los menores.

Acompañamiento durante el proceso

La Fundación Dharma busca que los niños y jóvenes que están siendo tratados en su enfermedad sean orientados y guiados de manera adecuada durante su tratamiento, para mayor comprensión y adhesión a los cambios que están viviendo.

Acompañamiento médico

En Dharma se busca hacer un acompañamiento médico a los niños que están siendo tratados, por lo cual se les brinda un constante asesoramiento en todo lo que respecta a su enfermedad y respectivo tratamiento. Contamos con una enfermera y facilitamos la interacción con el entorno de los pacientes, por lo que hacemos uso de la terapia ocupacional.

Asesoría Legal

Con el propósito de orientar a las familias que vienen de lejos y requieren la atención oportuna e integral en el área de la salud, la Fundación cuenta con una profesional del Derecho quien voluntariamente apoya a la organización brindando asesoría legal a sus beneficiarios.

Margarita Perdomo – Asesora Jurídica

Asesoría Psicológica

Teniendo en cuenta las difíciles circunstancias que debe afrontar una familia cuando tiene un hijo padeciendo una grave enfermedad, se hace necesario el apoyo permanente de un profesional en el área de psicología, por ello gracias al aporte de una profesional voluntaria ofrecemos este servicio.

Daniela Duque – Psicóloga