Provenientes de la selva amazónica, viajaron a la capital para buscar atención médica Sandra y sus dos hijas Sandra y la pequeña Hanna, quien sufre de un síndrome que le afecta considerablemente su salud, para realizarle su respectivo tratamiento en la Clínica Cardioinfantil. Sin dinero y sin conocer a nadie en la ciudad.

Mientras que Hanna era atendida en el hospital, Leticia pensaba en dónde pasarían la noche y el resto de las que faltarían por el tratamiento. Tras conocer a otra mamá, y después de realizar varias llamadas, logra contactar a la Fundación Proyecto Unión, quien les brinda ayuda ubicándolas en la Fundación Dharma, abriéndole sus puertas a la Familia Ribeiro.

Actualmente, la familia Ribeiro tiene un hogar lejos de casa, donde reciben sin ningún costo su alimentación, alojamiento y lo más importante, el cuidado, cariño y acompañamiento necesario durante estos momentos difíciles. La esperanza regresó a Leticia, quien espera que el tratamiento de su hija sea un éxito para volver pronto a casa. Seguiremos apoyando y trabajando de la mano con fundaciones aliadas a los seres en condiciones de vulnerabilidad.

Visit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On Instagram